Imprimir

CO2: una oportunidad

El Protocolo de Kioto trata de resolver el problema limitando las emisiones del CO2. El instrumento eligido para hacerlo es el desarrollo de procesos consumidores de energía más eficaces. Por ejemplo: en el pasado nuestos coches consumieron un litro de gasolina cada 10 kilómetros, y en el futuro puede que consuman 1 litro cada 20 kilómetros. Después de investigarlo descubrí que la eficacia no resuelve el problema de la contaminación, porque cada barril de aceite produce cierta cantidad de CO2. No hay diferencia alguna en cuanto a la contaminación total por CO2 si utilizamos 6 mil millones de toneladas de combustibles fósiles por año durante 50 años o 5 mil millones de toneladas por año durante 60 años. Así que una mejora de la eficacia no tiene efecto alguno para la cantidad final total de contaminación si seguiremos agotando todas las reservas de combustibles fósiles.

La naturaleza produce el 94% de las emisiones mundiales de CO2 y sólo el 6% es causado por la actividad humana. Este 6% es la parte contaminante. El Protocolo de Kioto contiene un acuerdo que dice que 37 de los 174 países participantes reducirán para el año 2012 sus emisiones con el 5,4% frente a los niveles de 1990. Supongamos que todos los países reducen sus emisiones con el 5,4%, entonces esto no es más que una reducción de (5,4% de 6% =) 0,324% de todas las emisiones anuales. ¿Usted piensa que una reducción del CO2 con el 0,324% de las emisiones totales ayudará a salvar el clima? Yo creo que no.

Y además, cuál será el efecto neto si Europa reduce sus emisiones de CO2 con el 20% mientras China las aumenta con el 50%? No habrá efecto neto.

Entre 1997 y 2011, las emisiones han subido de 23 mil millones a 30 mil millones toneladas por año. Así que el Protocolo actual no tiene ningún efecto. Pero esto no es motivo para dejar de tratar de alcanzar nuestro objetivo. En vez de ser motivo de dejarlo, es un buen motivo para crear un nuevo protocolo que nos ayude para alcanzar nuestro objetivo: menos emisiones de CO2 y limpieza al 100% del resto de la contaminación.

¿No sería más lógico buscar una solución que cuente con el apoyo de todo el mundo? No sería mejor ser más realistas en vez de idealistas, y presentar un plan que sea viable, barato y práctico? ¿Un plan que no cause daños a cada país que lo apoye? ¿Un plan que haga el mundo más bonito y sano? ¿Un plan que dé lugar tanto a la expansión económica como a los animales para vivir? Si fuéramos capaces de elaborar tal plan, entonces quizás Brasil, Canada, China, India, Japón y los Estados Unidos lo apoyarían. Y todos los países ratificantes del Protocol que en realidad no pueden cumplir con los requisitos empezarían a cumplirlos.

Tal plan ya existe. Se llama 'La Arbolución'.